sfdsfd
    fssf
     
     
   
ORIENTACION, NAVEGACION TERRESTRE, GPS y Cartografia
   

Por Gabriel Esquivel – Director de NORTHLATITUDE (C.A.C.E.N.).
Instructor de Supervivencia para zonas agrestes de selva y monte.
Montañista y aventurero.
Instructor de Supervivencia y asesor técnico de DISCOVERY CHANNEL elegido 4 veces en los años 2015, 2017 y 2018.
Instructor de supervivencia "Honoris Causa" (SIWA) Asociación Mundial de Instructores de Supervivencia.
Instructor curso Internacional de Supervivencia BLACK BEAR JUNGLA "I" organizado por una empresa de Ecuador.
Alumno curso internacional de Supervivencia en Florida, Estados Unidos, escuela BYRONKERNSSURVIVAL.
Militar (R) de la Fuerza Aérea Argentina.

   
asdfsadf
   

En este artículo que hace algún tiempo escribí, conocerán algunos conceptos y situaciones del mundo propio de las técnicas de Orientación y Navegación Terrestre siendo que esas técnicas pueden definirse como aquellos procesos humanos por la cual una persona en su interacción con la naturaleza realiza mediante la práctica al desenvolverse en determinados entornos naturales caracterizados por ambientes geográficos agrestes y hostiles por citar algunos, de llanuras, bosques, montes, montañas, desiertos, hielo y glaciar, entre otros. Saber orientarse es de fundamental importancia, particularmente para quienes en forma esporádica o asidua se desenvuelvan en diversos tipos de terrenos naturales generalmente ubicados en lugares alejados de los centros urbanos, centros que ciertamente se los denomina como la jungla de cemento.

Mi recomendación es que al finalizar esta lectura, analicen su contenido porque saber orientarse en lugares conocidos y desconocidos básicamente utilizando un instrumento de navegación representado por una brújula magnética y una carta topográfica (siendo que es recomendable saber utilizar bien ambos), esa situación les permitirá formalmente saber por ejemplo, llegar al final de un circuito de una carrera de aventuras de orientación, realizar un trekking en un paraje desconocido, durante la consecución de una travesía como parte activa de una expedición en alta montaña, seguir una ruta en bicicleta por lugares desconocidos o no, desplazarse en vehículos 4x4, etc., sino que, disponer de una noción aunque sea mínima para orientarse ya que también es de suma importancia disponer siempre de una brújula en su propio equipo como ser una mochila o también en un vehículo, siempre a mano. Y, en referencia a esto, lo más importante es saber utilizarla para conocer esencialmente y tener la noción de la ubicación espacial de los cuatro puntos cardinales conocidos en un círculo imaginario de 360° alrededor del usuario que la utilice sobre una superficie plana o no de un determinado terreno. Quienes se dedican a desarrollar o practicar actividades de aventuras al aire libre en diversos medios naturales, necesitan adicionar ciertos conocimientos anexos a la disciplina que realicen, independientemente que sean del orden deportivo, competitivo u otra análoga para que de esa forma con ese conocimiento adquirido que precisamente es saber orientarse, puedan ejercer y mejorar su performance la cual será un beneficio a la hora de desenvolverse en zonas montañosas, de cerros, bosques, desiertos u otras.

Uno de los conocimientos al que hago referencia es aprender y posteriormente, adquirir habilidades y experiencia propias por medio de la práctica en técnicas de Orientación y Navegación Terrestre, es decir, saber orientarse básicamente en un determinado lugar para conocer la ubicación espacial de los puntos cardinales como expliqué antes, los cuales deben leerse e interpretarse en el sentido del movimiento de las agujas del reloj:

Este (90°)
Sur  (180°)
Oeste (270°) y
Norte (0° ó también, 360°)

Ello en parte es de utilidad para por ejemplo, llevar a cabo una travesía en un terreno (la propia navegación terrestre) lo que implica recorrer cubriendo distancias que pueden ser desde unos cientos de metros hasta kilómetros en un determinado tiempo al desplazarse en zonas como llanura, cerros o montañas donde se debe tener en cuenta que transitar en zonas montañosas, precisamente con la presencia de la tercera dimensión (las diversas formas y altitudes de un terreno) requiere un esfuerzo especial por las características particulares de esos lugares constituidas por la configuración misma del terreno con sus formas y combinación de las mismas, etc.

     
     
    www.fdsfs
     
     
   

Llevar a cabo la práctica en las disciplinas mencionadas bajo la denominación de trekking, montañismo, carreras de aventuras, ciclismo u otras, no solo se sugiere que quien la ejerza adquiera una formación base en sus aspectos psicológico y físico para desarrollar esas actividades enmarcadas en un escenario propio al aire libre sino que, sería ideal que quien lo realicen, acrecienten su aptitud e idoneidad en el tiempo por medio del aprendizaje de la orientación con esas técnicas esenciales que les servirán para conocer en que posición física del terreno se encuentren para conocer simultáneamente esa posición por medio de la ubicación que se ocupa en un punto de la carta de navegación (la carta topográfica misma). Esta situación de saber con exactitud donde uno se encuentra tanto en la carta como el terreno, les permitirá saber hacia qué lugar dirigirse mediante el cálculo de un rumbo a seguir con la brújula que en realidad es una dirección imaginaria a seguir en un terreno (dirección = vector), que distancia recorrer, cálculo aproximado de tiempo de marcha o desplazamiento teniendo en cuenta el tipo de terreno ya que desplazarse una cierta distancia en línea recta en un terreno llano requerirá mucho menos esfuerzo que desplazarse la misma distancia en un terreno de montañas (de ahí la diferencia de distancias planas y reales). La importancia que reúne disponer del conocimiento teórico y práctico de saber orientarse de antemano mediante la capacitación en un curso en la materia es fundamental, particularmente para quienes usualmente recorren lugares al aire libre conocidos como desconocidos como también quienes se aventurarán a iniciar sus primeros pasos en contacto con la naturaleza. Debe comprenderse la importancia de saber orientarse a la hora de iniciar una travesía, salir de campamento, etc, que circunstancialmente uno puede encontrarse inesperadamente en medio de una situación de supervivencia en un lugar y momento no deseado precisamente, porque al internarse en lugares alejados de las ciudades, se debe tener en cuenta hacia donde ir y como regresar por el mismo lugar siempre que se elija esa opción.

La orientación en un terreno se realizará mediante el uso de dos elementos esenciales representados por una “brújula” y una "carta topográfica" y/u otros medios auxiliares cuando no se disponga de estos dos primeros o que bien, se pueden complementar con un “navegador satelital GPS“ ya que el receptor satelital de este tipo es un muy buen complemento que sabiendo usarlo bien, es de gran ayuda. Además, para circundar terrenos montañosos, también se requiere disponer de un altímetro, para hacer lectura de las curvas de nivel por ejemplo.

Al planificar una travesía sobre un mapa (mediante el diseño de una navegación terrestre que se debe reflejar sobre la superficie de una carta topográfica para posteriormente materializar esa travesía en el terreno, el usuario de la carta en primer lugar debe alinear los nortes de la carta (norte de la cuadrícula o coordenadas) con el de la brújula (norte magnético) para que de esa forma pueda tener una idea cabal de la orientación en el terreno para posteriormente, dar inicio a la lectura e interpretación de datos que la misma carta provee, entre ellos, datos de planimetría y altimetría, con el objetivo de analizar qué pasos a seguir mediante una adecuada toma de decisiones claves y así, encontrarse en situación de planificar la propia estrategia sobre cómo y por donde desplazarse mejor en el terreno, siempre partiendo de las necesidades y/o requerimientos del momento. Además, se debe tener en cuenta cierta información adicional que provee una carta como ser las características naturales del lugar a recorrer, por ejemplo, si hay presencia de montañas (y la importancia de las curvas de nivel que indican altitudes), bosques, montes siendo que una carta no solo provee datos al usuario en lo que respecta a elementos naturales sino que, artificiales que simplemente son aquellos que fueron hechos por la mano del hombre como ser rutas, diques, estancias, etc.

La carta topográfica y el GPS

Una carta posee información de gran valor para el usuario ya que provee datos topográficos de planimetría y altimetría como se indicó en el párrafo anterior, los cuales son de gran utilidad para conocer y reconocer no solo la posición relativa del orientador respecto a la posición geográfica que ocupa en el terreno (por ejemplo, si se encuentra en medio de dos montañas, a 3.500 mts. de altura) sino que, para conocer en detalle información respecto a los datos gráficos que el plano provee en referencia a algunos que elementos que rodean el lugar en las inmediaciones siendo que esto es de suma importancia porque de allí radicaría tomar decisiones sobre y por dónde ir, entre otros.

     
     
    ffssss
     
     
   

Desde hace años en nuestro país Argentina que posee una extensa geografía y gran variedad en lo que respecta a tipo de terrenos con sus climas propios, ello ha permitido que se han incrementado gradualmente las actividades al aire libre del orden deportivo, competitivo u otros y en particular, las carreras de aventuras con orientación los cuales son eventos de competición donde entre sus reglas se exige orientarse y navegar, básicamente con brújula y carta topográfica y últimamente utilizando navegadores satelitales GPS que explícitamente va de la mano de la tecnología. El GPS al que generalmente conocemos y hacemos referencia al navegador satelital, en realidad se basa en una arquitectura espacial del Sistema de Posicionamiento Global que al encender ese dispositivo electrónico manual sobre cualquier punto de la superficie terrestre, comienza a interactuar en tiempo real con algunos satélites espaciales distribuidos geográficamente en seis órbitas alrededor del planeta tierra. Todos los satélites se encuentran posicionados a una altitud de 20.200 kms. de la superficie terrestre.

Al hacer referencia de ese dispositivo que en realidad es un receptor satelital, más conocido por sus siglas universales como G.P.S. (Global Positioning System ó Sistema de Posicionamiento Global), este navegador manual posee en su estructura una pantalla o display que al encenderlo, comienza a recibir información procedente de los satélites ubicados más próximos a la posición que se ocupa en un terreno donde al cabo de un determinado tiempo comienza a recibir información en tiempo real sobre la posición geográfica del usuario que posee ese navegador sobre el lugar que se encuentre. En síntesis, nos indica por ejemplo, en que lugar de la tierra un montañista se encuentra con su GPS siendo que además, provee información relativa a coordenadas geográficas de longitud y latitud y altitud. Por ejemplo, nosotros en Argentina nos encontramos ubicados geográficamente en el hemisferio oeste u occidental (con respecto al meridiano de Greenwich) y el hemisferio sur o austral (con respecto al paralelo del Ecuador).

Respecto a las formas de orientación expuestas (inicialmente con brújula y carta, seguida aparte con un GPS), es fundamental darle importancia al aprendizaje tradicional y primario comprendido por el binomio constituido por la brújula y la carta antes que un navegador satelital, siempre que se tenga la oportunidad de optar por lo primero y ello se debe a que un GPS si bien es un elemento tecnológico muy importante para la navegación con múltiples aplicaciones no solo para la navegación terrestre, podría suceder que por ciertos motivos inesperados deje de funcionar y por ende, no recibir información de la posición geográfica que se ocupa en el terreno. Por ello, es fundamental darle prioridad al aprendizaje de la navegación tradicional con brújula y carta.

     
     
    dsfsd
     
     
   

Por ejemplo, si un grupo de expedicionarios se encuentran ascendiendo sobre una zona de alta montaña a varios miles de metros y posteriormente de haber alcanzado la cumbre de una montaña desean regresar mediante un tranquilo descenso por la misma ruta de ascenso hacia un campamento base y que, por razones de mal tiempo u otra circunstancia no puedan regresar por ese mismo lugar, deberían disponer de una carta topográfica del lugar para rediseñar una travesía de regreso alternativa usando una brújula y/o una navegador GPS pero, ello se supone hacerlo cuando las condiciones climáticas del lugar no son las propicias, entre otras. Recuerdo una anécdota que hace un tiempo me comentó un guía de montaña mendocino quien hace unos años él había sido miembro de una expedición en Vallecitos, Cordón del Plata, Pcia. de Mendoza, Argentina, quien junto a sus compañeros de ascenso habían logrado hacer cumbre en el cerro Plata de aproximadamente 6.000 m.s.n.m, y que posteriormente, durante el descenso hacia el campamento base ubicado a 4.200 m.s.n.m. las condiciones del clima empeoraron y debido a que no había buena visión espacial para determinar el lugar de regreso, comenzaron a tratar la forma de volver. Algunos comenzaron a decir que habían ascendido por un lugar, otros por otro lado y así hasta que el guía de montaña, un experimentado en la materia orientación les indicó que debían regresar siguiendo el contra rumbo de la brújula y que debían confiar en este importante instrumento de navegación y así fue que regresaron bien al campamento base.

Quien se encuentre usando una carta topográfica y una brújula y se desplace en un terreno determinado, es un "navegante terrestre" como en España por ejemplo, los llaman “Orientador”. Es fundamental saber este concepto pero es importante saber lo que siempre les he indicado a nuestros ex alumnos de los cursos de Orientación, es que una vez que hayan finalizado un curso de Orientación, Navegación Terrestre y GPS, la práctica recibida en el mismo no les proporciona la solvencia y experiencia necesaria para orientarse en la naturaleza en forma avanzada o como expertos, al contrario, se requiere que le dediquen tiempo a la práctica en el terreno, situación que con el tiempo esa práctica les proporcionará del arte de las técnicas mencionadas para incrementar sus habilidades y confianza propias humanas para poder desenvolverse con mayor efectividad.

En los años que vengo dictando cursos de Orientación y Supervivencia, mis alumnos saben muy bien el significado de exigirlos mucho en el terreno porque los conocimientos que transmito en el campo de la teoría y la práctica es para bien de ellos. Nadie mejor que ellos saben que al finalizar un curso, terminan cansados pero que es para su propio bien.

     
     
    sfsdfs
     
   

Definiciones básicas

Cartografía. Se la define como aquella rama de las ciencias geográficas que por medio de un mapa o carta topográfica se muestra en una representación plana, reducida y aproximada, un sector de la superficie terrestre. Se debe interpretar que una parte de un mundo curvo y tridimensional (3D) –dependiendo de la escala de la carta-.  se encuentra simbolizado en una superficie plana de dos dimensiones (2D), precisamente con datos topográficos.

Es importante entonces saber que el primer paso a tener en cuenta es el estudio preliminar de la "Cartografía", para entender mejor el significado para poder encontrase en situación de aplicar técnicas y métodos de "Orientación" y "Navegación terrestre".

Brújula. Instrumento de orientación que utiliza una aguja imantada para señalar el norte magnético terrestre, cuyo funcionamiento se basa en que la aguja se encuentra inserta dentro del campo magnético terrestre, por lo que señala el norte magnético y no al norte geográfico.

Orientación. Significa determinar en el terreno la dirección oriente (Este) y a partir de ahí conocer espacialmente los demás puntos cardinales".

Navegación terrestre.
Es  aquel método empírico que empleamos para desplazarnos desde un lugar a otro, utilizando como guía los puntos característicos del terreno en que se encuentre y conociendo siempre  la ubicación geográfica tanto en la carta como el terreno.

También es importante saber que quien desea acceder al conocimiento de técnicas de Orientación y Navegación Terrestre, primero debe adquirir conocimientos sobre Cartografía para obtener de esa forma un estudio más extenso, en sí, una mejor comprensión de como se compone una carta topográfica y como debe utilizarse.

     
     
   
NORTHLATITUDE (C.A.C.E.N) - Núñez (Ciudad Autónoma de Buenos Aires)
telefono de linea (011) 2095-3882 y teléfono móvil/whatsapp (15) 35059141 - Argentina
info@northlatitude.com.ar