sfdsfd
 
      fddf
     


Relato curso de "ORIENTACION, NAVEGACION TERRESTRE y GPS con nociones básicas de SUPERVIVENCIA", dictado en Mendoza - Julio de 2014.
       
     
Por Gabriel Esquivel
       
     

A fines del mes de julio de 2014 dicté el segundo curso de “ORIENTACION, NAVEGACION TERRESTRE y GPS con nociones básicas de “SUPERVIVENCIA” en zona de alta montaña, precisamente en el Cordón del Plata, un sistema montañoso que posee cerros de 3.000 mts. hasta el cerro mas alto de alrededor de 6.000 mts. de altura, y se encuentra geográficamente ubicado a 80 kms. en dirección sudoeste de la capital mendocina, donde permanecimos en un campamento de altura llamado “Las Veguitas”, ubicado a 3.100 mts. de altitud, al cual se accede desde el Centro de Ski Vallecitos, a 2.900 mts. Si bien este fue el segundo curso que dicté en virtud que en noviembre del año anterior ya había dictado uno en el mismo lugar, este nuevo tuvo una duración práctica de tres días en el terreno al cual le agregué una práctica muy básica en técnicas de Supervivencia para zonas agrestes, siendo que para ello llevé algunos elementos adicionales al curso, entre ellos, el velamen de un paracaídas principal (uno de mis ocho paracaídas), espejo de señales, elementos para hacer fuego por diversos métodos, entre otros.


Síntesis de las actividades

Arribo a Mendoza. Sábado 19 de julio.
Reconocimiento de terreno y aclimatación. Domingo 20 y lunes 21 de Julio.
Clase teórica (aula). Jueves 24 de Julio.
Clase práctica (terreno). Viernes 25, Sábado 26 y domingo 27 de Julio.
Finalización del curso. Domingo 27 de julio.


Con respecto al curso de Orientación, la clase teórica la dicté en Guaymallen, ciudad ubicada en la capital de la bella provincia de Mendoza, precisamente en “La Ernestina”, una linda casa con un gran parque natural perteneciente a un amigo montañista, Marcelo Rebeco y su familia quienes desinteresadamente nos brindaron su hogar, su confianza y amistad para que dicte la clase teórica del curso, donde utilizamos el gran espacio de su living para dictar la teoría. Entre los participantes estuvieron presentes alumnos de Buenos Aires, Mendoza, Neuquén y Brasil donde, mediante una extensa clase de varias horas de duración, el nuevo grupo fue recibiendo la instrucción en la materia, ayudado con el invalorable pizarrón. Entre aquellos elementos utilizados para el curso, fueron diversos tipos de brújulas y navegadores satelitales GPS, cartas topográficas a diversas escalas, elementos para ayuda de escritura como reglas, transportadores, etc. Además, una notebook para mostrar algunos programas de navegación con GPS. Todos recibieron un manual de curso de 137 páginas, quedando para ellos desde el inicio de la teoría, donde comenzamos un jueves temprano y finalizamos a las 19 hs. Terminada la teoría, Marcelo nos preparó un delicioso asado para cerrar el día porque el viernes siguiente íbamos a partir en dirección hacia las montañas. En el asado se sumaron varios amigos montañistas mendocinos quienes aportaron sus deliciosos vinos mendocinos.

Así fue que todos regresamos al hostel donde previamente acordé con ellos un horario y punto de reunión (encuentro en Mendoza), lugar desde donde partimos en dirección al Cordón del Plata. En mi caso, Carlos y Patricia me llevaron en su vehículo (a quienes les estoy profundamente agradecido) y los otros participantes combinaron con Sebastián, otro participante de Potrerillos quien los llevó en su vehículo hacia el lugar prefijado. Una vez que nos encontramos en el Centro de Ski Vallecitos, desde ahí iniciamos el ascenso hacia el primer campamento de altura del Cordón del Plata, precisamente en el campamento “Las Veguitas”, a 3.100 mts. de altitud, llevando nuestras mochilas, bastones de trekking, equipos de orientación y supervivencia. De todos modos, unos días antes de este ascenso, yo había ido al mismo lugar junto a Carlos y Patricia a hacer reconocimiento del terreno en la altura y aclimatarnos, con la novedad que a las tres de la mañana del segundo y último día de permanecer en el terreno a modo de “preparación de la práctica”, comenzó a nevar y por la mañana visualizamos la presencia de nieve donde por momentos, el cielo parecía cerrarse hasta que al medio día opté porque regresáramos siendo que ya habíamos preparado una poligonal en el terreno, utilizando brújulas y GPS (marcamos algunos waypoints con nuestros navegadores). Además, agrego que antes de ascender estas dos veces, dimos aviso de nuestra permancencia de los días por medio de notas entregadas personalmente a las autoridades del lugar como ser policía de Potrerillos y de los Guardaparques y también, a los encargados de los Refugios del Centro de Ski Vallecitos y Mausy. No solo dimos aviso de esta forma sino que, a ellos les avisamos cuando descendimos. Además, invité en forma totalmente gratuita a que asistan al curso al personal de la policía como de los guardaparques como así también, a un guía de montaña del refugio Mausy quienes por diversos motivos no pudieron asistir, quedando la misma para otra oportunidad.

Así fue que arribamos al campamento mencionado, buscamos un lugar apropiado para armar nuestras carpas, buscando reparo del viento en lo posible y ese primer día aprovechamos a aclimatarnos. Tuvimos suerte de encontrar lugares abandonados por otros montañistas quienes ya habían estado allí, ya preparados con reparo natural de piedras donde algunos establecimos las carpas. Por la tarde y los dos días siguientes, los participantes realizaron diversas prácticas introductorias utilizando brújulas para marcar rumbos y alcanzar objetivos naturales y artificiales del terreno por medio de una marcha, lecturas de cartas topográficas, uso de navegadores satelitales GPS donde debieron cubrir una poligonal en el terreno, comprendido por diversos puntos intermedios, triangulación para conocer la propia posición en el terreno, método de pasos dobles, etc. Agrego que si bien los cursos que dicto generalmente los realizo en zona de llanura de Buenos Aires u otras provincias, a veces en presencia de bosques, montes o esporádicamente en selva con las dificultades propias de navegar ante la presencia de verdaderos obstáculos naturales, esta vez se aprovechó la ventaja de encontrarnos en una zona de montaña como claramente ofrece el Cordón del Plata donde aprovechamos a visualizar diversos cerros con altitudes promedio de 3.000, 4000 y 5.000 mts., con el objetivo de orientarnos, tomar referencias por medio de métodos diurnos, etc. Otra de las actividades prácticas realizadas fue que los participantes debieron completar ejercicios sobre hojas de trabajo y cartas topográficas del Cordón del Plata y otras, a escala 1:50.000, debiendo diseñar su propia navegación terrestre en las hojas y posteriormente, realizamos una extensa travesía con brújula y GPS desde el campamento de altura en que nos encontrábamos (3.100 mts.) hasta otras altitudes superiores que promediaban (entre los 3.500 y 3.600 mts.), donde debieron marcar en el terreno diversos waypoints en sus navegadores satelitales y a medida que ganábamos altitud, controlábamos la misma con nuestros altímetros (curvas de nivel). En sí, hicimos una extensa travesía en la altura en ese centro montañoso del cual yo había participado en siete expediciones anteriores el año anterior dictando un curso, por el cual conozco bien el terreno.

El último día intensificamos la práctica de Orientación y también se aplicaron algunos métodos en técnicas de Supervivencia en el terreno, entre ellos, utilizamos un paracaídas al que desplegamos sobre la nieve como método de señalamiento diurno, espejos de señales, formas de hacer fuego con algunos elementos artificiales entre medio de las piedras, paños de señales y otros elementos como para ser ubicados a la distancia por equipos de Búsqueda y Rescate (SAR), etc. La idea de este curso fue que los alumnos se lleven lo mejor de la práctica porque el objetivo principal y que así se cumplió, fue que ellos “trabajen directamente en el terreno” a la hora de utilizar reglas, transportadores, calculadoras, cartas de navegación, brújulas, GPS, etc y lo hicieron no solo “al aire libre” sino que, trabajen en una altitud superior a 3.000 mts. y en presencia del clima frío y duro ya que por ejemplo, la primera noche que pasamos en ese lugar, calculamos que dentro de nuestra carpa la temperatura era de dos grados bajo cero, algo que evidenciamos pero para ello, disponíamos de carpa, vestimenta y bolsa de dormir para suportar -15° o -20° aunque, también la primera noche aprovechamos el paracaídas para abrigarnos y la segunda, para colocarlo debajo de nuestras bolsas a modo de dormir mas cómodos. La idea en si fue que cuando en el futuro necesiten orientarse solos o en grupo (equipo), no solo lo hagan en cualquier terreno y clima sino que, que hayan adquirido el aprendizaje de lo que significó diseñar una poligonal en el terreno y materializarla mediante una travesía utilizando técnicas de orientación y navegación terrestre en zona de alta montaña, en presencia de un clima frío muy duro como fue el que experimentamos durante el mayor tiempo de los tres días.

En mi caso, compartí la carpa junto a Sebastián de Potrerillos, el cual era suya y aparte, es el dueño de unas hermosas cabañas del lugar llamadas en Facebook "Cabañas Lodemisviejos Potrerillos Mendoza" las que recomiendo y en la finalización del curso curso y entrega de certificados del mismo a los alumnos, el nos invitó su cabaña de Potrerillos a compartir un asado y degustar un delicioso vino mendocino hasta que llegó la noche y el junto a Jimena y Nicolás me acompañaron para saludarme y despedirme a un hostel de Mendoza.

Quiero agradecer a los nuevos participantes del curso pero más que participantes y como es mi costumbre decir no solo en los cursos de Orientación sino en los de Supervivencia, es que posteriormente a la vivencia de un curso, de la aventura, de lo experimentado, sea en llanura, monte, bosque, selva, cerros o montañas, se forja el sentido colectivo de un principio de una amistad, algo que perdura en el tiempo. Agradezco la amistad, colaboración, el esfuerzo individual y sobre todo, la predisposición de aprendizaje manifestada por “todo el equipo” que conformamos.

Gracias a Carlos, Patricia y Omar de Buenos Aires, Esteban, Sebastián, Jimena y Nicolás de Mendoza (Jimena y Nico próximos a recibirse como Guías de Trekking), Gustavo de Neuquén, Araceli y Cristiano de Brasil.

Nota de interés. Los cursos de Orientación y GPS generalmente los dicto en medios ambientes naturales de llanura comprendidos por campos como también en terrenos de bosque, monte y circunstancialmente, en selva marginal aunque también, a veces los dicto en zonas de cerros y montañas de Buenos Aires y algunas provincias de Argentina. Porqué dicto un curso de Orientación en alta montaña como es en el Cordón del Plata siendo que la montaña es muy atractiva para muchos pero que debemos respetarla al incursionarla? precisamente porque conozco bien el lugar, sus senderos, algunas de sus montañas siendo que desde el año 2002 hasta la fecha participé en siete expediciones en ese lugar (seis en época estival y una invernal), conozco sus tres campamentos de altura ubicados a 3.100, 3.500 y 4.200 mts. de altitud siendo que el único cerro mas alto donde llegué a su cumbre fue en el cerro Vallecitos de 5.470 mts. de altitud, mas un intento fallido al cerro Plata de 6.000 mts. de altitud, donde solo llegué hasta los 5.200 mts., habiendo llegado a muy pocas cumbres de apenas un poco mas de 4.000 mts. A esto se agrega que no solo conozco bien el campamento de altura donde hacemos base para dictar esta práctica sino que, conozco la vía de escape próxima a la zona de refugios ante una emergencia que se pueda presentar y aparte, antes de ascender al Cordón del Plata, le hago tomar conocimiento escrito de la permanencia de cuantas personas nos encontraremos, cuantos días, horario de ascenso y descenso a las autoridades del lugar, sean de la Policía local, los Guardaparques como también le aviso a los encargados de los Refugios del lugar, algo que siempre cumplo, sumado a los equipos de comunicaciones que forma parte de nuestra logística en alta montaña. Por ejemplo, en el Cordón del Plata experimenté lo que es encontrarme afectado de los efectos del M.A.M. (Mal de Altura de Montaña), entre otras variadas situaciones que hacen a la formación de un montañista y también agrego que desde el año 1998 he venido realizando diversas actividades de montañismo y trekking en lo que a ascensos y exploración respeta, no solo en Mendoza, Córdoba, Salta y otras provincias y también en el sur de Chile en el extenso circuíto de Torres del Paine sino que, recorrí la Patagonia Argentina en cinco oportunidades y casi integralmente en sus mejores lugares donde hice trekkings en Ushuaia, sobre los glaciares Perito Moreno, Torres, Huemul, entre otros conocidos lugares de diversos Parques Nacionales de la Patagonia Argentina.

       
     
Curso Supervivencia, Orientacion y GPS Northlatitude