fddfs
 
      fsfs
     

Relato del curso de "ORIENTACION, NAVEGACION TERRESTRE y GPS"
dictado en Mendoza del noviembre 2013
       
     
Por Gabriel Esquivel
       
     

Los días 2 y 3 de noviembre de 2013, como Director e instructor de NORTHLATITUDE (Centro Argentino de Capacitación y Entrenamiento nacional e internacional) y montañista, dicté mi primer curso de “Orientación, Navegación Terrestre y GPS” en zona montañosa perteneciente al Cordón del Plata (Centro de Sky Vallecitos), en un área natural del primer campamento de altura ubicado a 3.100 mts. de altitud, donde participaron mayormente montañistas, trekkers y amantes de la naturaleza procedentes de las provincias de Mendoza, San Luis, Córdoba  y Misiones.

Para tener una idea acerca de ese lugar llamado Cordón del Plata, el mismo es un cordón montañoso de los andes argentinos y se encuentra ubicado en la provincia de Mendoza, el cual constituye parte de la Cordillera Frontal (paralela a la Cordillera Principal o del límite) junto a la Cordillera del Tigre, la del Portillo, de Santa Clara, de las Llaretas, del Carrizalito y la de la Ramada (esta última ubicada en la provincia de San Juan). Se encuentra a 80 kms. en dirección sudoeste de la capital de Mendoza y está constituido de cumbres de altitudes superiores a 3.000, 4.000, 5000 mts., con la cumbre más alta de ese sistema, de alrededor de 6.000 metros. Este curso lo dicté por requerimiento de un grupo de montañistas mendocinos, quienes me habían consultado si existía la posibilidad de dictárselos en ese lugar, a quienes les comenté que si, siendo que habían dos razones para ello: primero, que desde el año 1998 había comenzado a practicar actividades de montañismo y trekking y segundo, que ya había participado en siete expediciones en ese sistema montañoso (conocía bien el terreno de los tres campamento de altura, aunque con pocas cumbres alcanzadas, habiendo logrado la más alta de todas, el cerro Vallecitos de 5.470 mts.). A todo ello, se sumaba mi experiencia de haber viajado y dictado cursos de Supervivencia para zonas agrestes y de Cartografía, Orientación y GPS en otras provincias de Argentina, por ejemplo, uno en Salta, otro en Tucumán, cuatro en Santa Fe y en Buenos Aires (cercano a Sierra de la Ventana y otro en San Nicolás), al límite de Santa Fé, donde esa vez participaron alumnos montañistas y corredores de carrera de aventuras de Santa Fé y Buenos Aires.

Así fue que finalizado los acuerdos previos con los montañistas de Mendoza, tiempo más tarde viajé y arribé a esa ciudad, me alojé en un hostel con todo el equipo y la logística que llevaba para el curso, contando entre ellos, mochila de alta montaña, carpa y bolsa de dormir para bajas temperaturas, bastones de trekking, calentador, alimentos específicos para ese ambiente de montaña, botiquín de primeros auxilios, etc, pero, lo más importante fue que llevaba varios manuales de cursos, cartas topográficas, brújulas, navegadores satelitales GPS, elementos de escritura para la navegación comprendido por reglas, transportadores, calculadoras, una notebook, etc., sumado al peso que lo repartí entre mi mochila de 80 lts. para montaña y un bolso usado para llevar equipos a la Antártida, cedido por un camarada mío. Al día siguiente de mi llegada, finalmente me encontré Eduardo González Vega, uno de los montañistas quien iba a participar en el curso y otros participantes. Deseo destacar la grandeza de dos montañistas mendocinos a quienes conozco desde hace años y me refiero a los señores Oscar "turco" Daher, quien desinteresadamente brindó su camioneta para el traslado de algunos participantes y sus equipos y Alejandro Geras, dueño del Centro de Sky Vallecitos quien desinteresadamente me cedió un aula donde dicté la clase teórica. Desde ya que estuve muy agradecido con ellos y los invité al curso, quienes participaron. Ese mismo día, sábado 2 de noviembre, luego de un viaje aproximado de dos horas  arribamos al Centro de Sky Vallecitos (2.900 mts. de altitud), donde inicié la clase teórica durante unas horas al grupo de personas mencionadas, quien previa consulta, tenían diversas experiencias en montaña, gente visiblemente dispuesta a aprender.

Finalizada la clase teórica, preparamos nuestras mochilas, bastones de trekking e iniciamos el ascenso en dirección hacia el primer campamento de altura (Las Veguitas, a 3.100 mts. de altitud) –solo 200 mts. de desnivel- donde al llegar nos encontramos con una bella y llamativa vista de cerros nevados y parte del terreno cubierto con grandes planchones de nieve. Elegimos un lugar apropiado para instalar nuestras carpas y seguidamente comenzamos con la primera práctica del curso, que consistió en aplicar algunas técnicas básicas de marcar y seguir rumbos con la brújula, lectura de las cartas topográficas donde, siempre aprovechando las ventajas naturales de las características del lugar con sus diversidades de formas y alturas, situación que nos permitía analizarla junto a nuestras cartas de navegación (análisis del terreno). También, practicaron con una de las técnicas de triangulación (intersección) para conocer aproximadamente la posición física que cada uno ocupaba tanto en la carta como en el terreno (obteniendo una referencia espacial) a 360° alrededor nuestro y aprovechando que había buena visual en el terreno para identificar montañas como medio de referencias físicas y naturales, siendo que a veces, la presencia temporal de nubes nos dificultaba la vista para seguir con un buen análisis. Así transcurrió el tiempo hasta la noche, donde cenamos, dialogamos un rato y posteriormente nos fuimos a dormir siendo que ante mi consulta, ninguno manifestó problemas de falta de aclimatación a esa altura, donde si eventualmente algún participante hubiese sentido alguna molestia, disponía de un botiquín preparado para contrarrestar esa situación.

Al día siguiente nos levantamos temprano, desayunamos y seguidamente iniciamos las actividades pre establecidas para la jornada, donde entre ellas, los participantes realizaron trabajos prácticos en hojas de trabajo y sobre cartas topográficas a escala 1:25.000 y 1:50.000 (utilizamos cartografía del Cordón del Plata, muy importante utilizar cartas del lugar en un curso de esa envergadura por el tipo de terreno “montañoso” y altitud), trabajando “directamente sobre el terreno” porque parte de los objetivos que siempre enseño y transmito en los cursos de Orientación, Navegación Terrestre y GPS es que en lo posible, desempeñen su performance actuando directamente en el terreno como si se encontrasen en presencia de una situación real de realizar una travesía, sea en un ambiente de montañas con la presencia de la tercera dimensión (diversidad de alturas) o en otro tipos de terrenos como bosque, selva, desierto u otro, con sus dificultades propias de navegar en sus geografías particulares. En sí, durante el transcurso de ese segundo día (domingo), todo el grupo aplicó la técnica de “pensar y trabajar en equipo”. Pero, para lograr ello, reuní a todo  el grupo y les indiqué que formen grupos menores para ejercitar pero en particular, les requerí que se organicen entre conocidos o bien, entre quienes se conocen y realizan actividades de montaña amenas, de forma de ir conociéndose mutuamente mediante esa práctica específica que les había pedido. Así fue que hicieron sus trabajos en el terreno pero al mediodía de ese día, en presencia de un fuerte sol y calor, debimos tomar precauciones por nuestra exposición a la altura.

Así fue el desarrollo de la práctica, donde se iba cumpliendo con el programa y los tiempos acordados del mismo, donde muchos seguían entusiasmados mediante la práctica, aprendizaje y familiarizándose no solo con sus primeras prácticas empíricas por medio de la aplicación de técnicas diurnas de Orientación y Navegación Terrestre, sino, por medio de estar ellos interactuando en el terreno. Durante los ejercicios que realizaron sobre las cartas topográficas (de navegación), siempre les evacuaba las dudas a todos y aquello positivo que rescaté de los grupos fue que siempre me preguntaban y aparte, se consultaban entre ellos para llegar a la mejor conclusión de buscar un objetivo. Sintéticamente, los participantes utilizaron la siguiente tríada para orientarse y navegar:

Brújula.
Carta topográfica.
GPS

Por la tarde, realizaron una travesía final en el extenso terreno del campamento "Las Veguitas" a 3.100 mts. de altitud, donde todos los equipos formados realizaron una navegación alternando el uso de los medios instrumentales mencionados (brújulas y navegadores satelitales GPS), junto con cartas topográficas. Entre aquellos temas enseñados, expliqué que si bien el GPS es un instrumento electrónico que gracias a su tecnología avanzada provee información relativa a la posición física que un usuario (orientador y navegante terrestre) ocupa tanto en el terreno como en la carta (con datos de coordenadas geográficas de longitud, latitud y altitud), crear rutas, almacenar waypoints, entre otros, es aconsejable respetar el uso prioritario del tanden “brújula-carta topográfica” aunque no se debe descartar el uso del GPS.
 
Alrededor de las 18 hs. llegó el momento de la finalización del curso con la entrega de los certificados y así fue la despedida del Cordón del Plata, con fotos de por medio para dejar testimonio de lo vivido y con la alegría de un grupo de gente tan linda, maravillosa, donde algunos experimentamos que no queríamos despedirnos de esa vivencia en la montaña.

Agradezco a todos los participantes del curso, entre ellos, Alejandro, Andrea, Eduardo, Erika, Evelyn, Gabriela, Horacio, Marcelo, Néstor, Oscar, Pablo, Rosi, Rodrigo y Santiago.

Nota de interés. Los cursos de Orientación y GPS generalmente los dicto en medios ambientes naturales de llanura comprendidos por campos como también en terrenos de bosque, monte y circunstancialmente, en selva marginal aunque también, a veces los dicto en zonas de cerros y montañas de Buenos Aires y algunas provincias de Argentina. Porqué dicto un curso de Orientación en alta montaña como es en el Cordón del Plata siendo que la montaña es muy atractiva para muchos pero que debemos respetarla al incursionarla? precisamente porque conozco bien el lugar, sus senderos, algunas de sus montañas siendo que desde el año 2002 hasta la fecha participé en siete expediciones en ese lugar (seis en época estival y una invernal), conozco sus tres campamentos de altura ubicados a 3.100, 3.500 y 4.200 mts. de altitud siendo que el único cerro mas alto donde llegué a su cumbre fue en el cerro Vallecitos de 5.470 mts. de altitud, mas un intento fallido al cerro Plata de 6.000 mts. de altitud, donde solo llegué hasta los 5.200 mts., habiendo llegado a muy pocas cumbres de apenas un poco mas de 4.000 mts. A esto se agrega que no solo conozco bien el campamento de altura donde hacemos base para dictar esta práctica sino que, conozco la vía de escape próxima a la zona de refugios ante una emergencia que se pueda presentar y aparte, antes de ascender al Cordón del Plata, le hago tomar conocimiento escrito de la permanencia de cuantas personas nos encontraremos, cuantos días, horario de ascenso y descenso a las autoridades del lugar, sean de la Policía local, los Guardaparques como también le aviso a los encargados de los Refugios del lugar, algo que siempre cumplo, sumado a los equipos de comunicaciones que forma parte de nuestra logística en alta montaña. Por ejemplo, en el Cordón del Plata experimenté lo que es encontrarme afectado de los efectos del M.A.M. (Mal de Altura de Montaña), entre otras variadas situaciones que hacen a la formación de un montañista y también agrego que desde el año 1998 he venido realizando diversas actividades de montañismo y trekking en lo que a ascensos y exploración respeta, no solo en Mendoza, Córdoba, Salta y otras provincias y también en el sur de Chile en el extenso circuíto de Torres del Paine sino que, recorrí la Patagonia Argentina en cinco oportunidades y casi integralmente en sus mejores lugares donde hice trekkings en Ushuaia, sobre los glaciares Perito Moreno, Torres, Huemul, entre otros conocidos lugares de diversos Parques Nacionales de la Patagonia Argentina.

       
       
     
Curso Supervivencia, Orientacion y GPS Northlatitude